Tu Catedral te necesita
“Hagan esto en conmemoración mía”. Lucas 22, 19

La Celebración Eucarística

L

a celebración Eucarística, o Misa, como la llamamos de manera habitual, es la celebración más importante de la vida de la Iglesia y de la vida de un católico. En ella se hace presente el Sacrificio Salvador de Nuestro Señor Jesucristo que se consumó en la Cruz del Calvario. Celebramos y hacemos presente este acontecimiento redentor de la cruz, con las mismas palabras y gestos que tuvo nuestro Señor en la cena del Jueves Santo. 

En cada oportunidad que celebramos la Eucaristía, no hacemos otra cosa que cumplir el mandato del Señor “Hagan esto en memoria mía”. El alimento que recibimos en la Celebración Eucarística, es Jesucristo verdaderamente presente en el Sacramento. “El que come mi cuerpo tiene vida eterna”.

Horarios de Misa
VERANO 2023
Lunes a sábado 12:30 h
Domingos 09:45 y 12:00 h
Horarios de Confesiones

Lunes a domingo
10:00 a 12:30 h

El Sacramento de la Reconciliación

“...vamos a celebrar con un banquete; porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido encontrado” (Lc 15,24)

E

l sacramento de la reconciliación, penitencia o confesión como la conocemos habitualmente, es el cumplimiento de la Palabra del Señor: “A quien ustedes perdonen los pecados, le quedarán perdonados” (Jn, 20,23).

Confesarse es un acto de amor a Dios, reconociendo que hemos pecado y que se hace difícil vivir sin su amor misericordioso.

En este Sacramento recibimos el perdón de Dios por nuestros pecados, y lo recibimos por medio de un hombre pecador como todos, pero encargado por el mismo Señor para entregar, en su nombre, el perdón de los pecados cometidos. Esto es la muestra de un Dios que nos tiene misericordia y que no mira nuestras faltas, sino nuestro amor por El.

Muro de Peticiones

O

rar unos por otros es uno de los signos que nos caracterizan como cristianos.  En nuestro Muro de Peticiones podrás dejar tu petición y también unirte a la súplica de otros rezando por sus intenciones.
Si lo deseas puedes encender una vela o mantener viva una encendida previamente.
Mira las velas encendidas con sus peticiones AQUÍ

ENCIENDE
UNA VELA

Encender una vela o enviar una petición para oración son acciones gratuitas de nuestra web.

Desde luego, estaremos muy agradecidos si puedes apoyarnos con una donación. Tu aporte permite que la Catedral de Santiago siga iluminando la fe en el siglo XXI.

Pastoral de la Escucha

“Porque se ha unido a Mí, lo libraré, porque reconoce mi Nombre, lo engrandeceré. Me invocará y Yo lo escucharé”.

E

l Cabildo de la Iglesia Catedral ha dispuesto desde agosto de 2021 un servicio de escucha para que se cumpla la palabra del Señor que dice: "Vengan a mi los cansados y agobiados".
Éste es llevado a cabo por diferentes grupos especializados. Más de treinta voluntarios acogen, escuchan y acompañan a cientos de chilenos y migrantes que sufren el flagelo de la soledad, la incomprensión, el desamparo, el agobio y el desconsuelo.

Acércate a esta pastoral ¿Cuándo?
De marzo a diciembre, de lunes a viernes de 10:00 a 12:30 horas, en la Nave Norte de la Catedral.

Adoración al Santísimo

A

compaña a Jesús Sacramentado cada jueves al final de la Misa de 12:30 hs.
Te esperamos para compartir un momento de adoración, contemplación y oración personal entre tu y el Señor, tu Dios. Un remanso de paz en medio del ajetreo y los ruidos de la ciudad.

Santo Rosario

“Con el Rosario se puede alcanzar todo. Es una larga cadena que une el cielo y la tierra, uno de cuyos extremos está en nuestras manos y el otro en las de la Santísima Virgen”.

E

n algún cajón del escritorio, sobre tu mesa de noche o en tu bolsillo, seguro portas un arma silenciosa pero potente, capaz de traspasar el corazón más duro y convertirlo en tierra de fértil: el Rosario. Te invitamos a que cuenta a cuenta vayas recorriendo y meditando la vida de Jesús de la mano de su madre la Virgen María.
En nuestro devocionario encontrarás los Misterios del Santo Rosario y cómo rezarlo
Rezamos el Rosario, todos los días, 20 minutos antes de la Santa Misa.